Un niño llamado Tomás encontró una diminuta criatura marina en una laguna mágica y se la llevó a casa. Pero allí, en la pecera, la criatura fue perdiendo su fuerza y su belleza. Tal vez porque nunca debió abandonar el lugar al que pertenecía.

Un precioso cuento ilustrado sobre la importancia de respetar a todos los animales y su entorno.

Érase una vez una sirena

12,95 € Precio
12,30 €Precio de oferta