Marcelo, el panadero de nuestro pueblo, ha perdido sus 5 sentidos y no puede seguir haciendo pan. ¿Ayudamos a Marcelo a recuperar…?:

• La vista, para que el pan no se queme.

• El tacto, para amasar bien el pan y que quede esponjoso.

• El olfato, para que el olor del pan le avise que está en su punto.

• El gusto, para que el pan no esté ni muy salado ni muy dulce.

• El oído, para que pueda oír el timbre del horno a tiempo.

Con este juego los más pequeños de la casa aprenderán a identificar sus 5 sentidos, lo cual es muy importante para desarrollar su autoconocimiento.

Su autora, Conchi Aís, es una profesional de la educación emocional y a la hora de desarrollar el juego ha tenido en cuenta que también se trabaje aspectos psicopedagógicos como el razonamiento, la cooperación, la habilidad manual y el autoconocimiento.

Está fabricado en madera FSC y papel y cartón reciclados. Además de no contener plásticos de un solo uso. Por ello cuenta con nuestro sello Play for Change que se lo otorgamos a todos aquellos productos que no pueden ser más sostenibles en cuanto a su fabricación.

Burning Bakery

17,90 € Precio
13,43 €Precio de oferta