Aunque a veces la oscuridad da un poco de miedo, también tiene cosas buenas, como por ejemplo que gracias a ella se pueden contemplar las estrellas.

Con el protagonista de esta historia los niños aprenderán a tener una visión más positiva de la noche y sus sombras.

Un volumen precioso con ilustraciones en claroscuro y páginas llenas de troqueles que juegan al engaño con el pequeño lector.

Edad recomendada + 3 años

No me da miedo la oscuridad (bueno, no mucho)

12,98 €Precio