Ir directamente a la información del producto
1 de 5

pequemusi

Kiokids Precucharas azul

Kiokids Precucharas azul

Precio habitual €4,99 EUR
Precio habitual Precio de oferta €4,99 EUR
Oferta Agotado
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.

Con esta cuchara de entrenamiento, tu bebé tendrá la suficiente autonomía para comer solo.

Está diseñada especialmente para los peques que empiezan a llevarse la cuchara a la boca pero aun no dominan el equilibrio necesario. Para ellos es una cuchara más fácil y cómoda, y sobretodo adaptada a sus movimientos y gestos, ya que con ella no se derraman los purés y los trocitos no deben ser pinchados, lo cual requeriría de mayor motricidad fina.

Es completamente adaptable a sus manitas y la puede coger a su manera sin tener que rotar la muñeca como con una cuchara convencional. Esta cuchara tan curiosa está agujereada en su centro y captura y retiene los alimentos líquidos ligeramente espesos como purés o potitos o sólidos machacados como las verduritas de la imagen. Al atrapar los alimentos, el bebé puede mover la cuchara sin preocuparse por la fuerza de la gravedad ni perder la comida en el camino hacia la boca.

Además, su punta en TPE (más blandito) ayuda a tu bebé en la etapa de dentición ya que la puede utilizar también como mordedor aliviando las molestias típicas en las encías.

Así que si quieres que tu peque avance en su independencia prueba nuestra precuchara, es un invento fantástico e innovador.

Está recomendado para niños de +6 meses.

- Antes de usarlo por primera vez lave el artículo con agua tibia y jabón suave.
- Apto para lavavajillas (solo en la bandeja superior) no apto para esterilizadores.
- No hervir. No calentar en el microondas.
- No utilizar productos abrasivos o disolventes.
- No exponer directamente a la luz solar.
- Material: Polipropileno y TPE.

Ver todos los detalles

¿Quiénes somos?

Pequeña Musaraña nace del amor de la lectura de una niña de 3 años y su mami emprendedora. Mi nombre es Nira y soy esa mamá que durante el confinamiento leyó y releyó los álbumes ilustrados de su pequeña.